El pescado es uno de los alimentos de origen animal con más cantidad de vitaminas y proteínas, incluso más que la carne. Según dicen los nutricionistas, para llevar una dieta sana y equilibrada, es aconsejable el consumo de pescado al menos tres o cuatro veces por semana. Además, en verano, el consumo del pescado es muy recomendable. Y si no nos crees, sigue leyendo, que te damos las razones por las que comer pescado en verano es ideal:

  • El verano siempre temperaturas altas y con el calor siempre apetece consumir comidas más ligeras. El pescado es una opción estupenda, ya que no llega a resultar tan pesado como la carne. Además, nuestro cuerpo, gracias a que no resulta tan pesado, lo metaboliza mejor. En definitiva, una digestión más fácil, que no estas temperaturas siempre es de agradecer.
  • “El pescado contiene pocas calorías”, un argumento que cae casi como un mazazo en la mesa, pero amig@s, la realidad es así. El pescado no aporta un contenido calórico elevado, por lo que lo convierte en un alimento perfecto para controlarnos estos meses de verano.
  • El pescado contiene vitaminas A y D, grasas insaturadas, es rico en proteínas, minerales y ácidos grasos Omega 3. En definitiva, una gran fuente de nutrientes que nos ayudarán a cuidar nuestro cuerpo y nuestra salud.
  • Se pueden preparar platos muy elaborados, pero también recetas fáciles y rápidas para esos días que da mucha pereza meterse en la cocina por el calor de estos meses o porque te quieres a la piscina a disfrutar de tus vacaciones. En nuestro blog, ¡ya sabéis que tenéis muchas ideas!

Amig@s, ahora sí, se os han acabado las excusas… ¡Este verano podéis tener una dieta con mucho pescado!

¡Os esperamos en nuestra casa, para que podáis llevaros los mejores manjares marinos!