Ya va quedando menos para las fiestas de navidad, y desde aquí queremos daros unos pequeños consejos para adelantar vuestras compras, ahorrando dinero y teniendo productos de calidad en nuestra mesa.

A medida que se van acercando las fiestas, todos sabemos, que los productos se encarecen, debido a diversos factores, condiciones metereólogicas, demanda…todos los años la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), nos recuerda que «comprar con antelación suele ser sinónimo de ahorro».

En Pescadería Blancamar, queremos recordaros que si compramos antes el producto ,tenemos muchas ventajas, como poder elegir mejor calidad, variedad y tamaño, sabemos que los productos estrella de las reuniones familiares, son el besugo, la merluza, el rape, la lubina y la dorada, y en mariscos, las almejas, cigalas, gambas, carabineros, langostinos, etc…
Nuestra recomendación es poder ir adelantando las compras y congelar los productos, la congelación nos permite conservar los alimentos en perfecto estado hasta el día de su consumo,congelar es una técnica de conservación, que bloquea el posible crecimiento de bacterias y microorganismos y detiene el proceso de deterioro del alimento sin el uso de aditivos ni productos químicos. Si congelamos bien los alimentos no perderán nada de su valor nutricional con respecto al producto fresco.

 

Nuestro trato con el cliente, nos permite cuidar el envasado del producto antes de congelar, de tal manera que el producto no sufra, no se queme con el frío del congelador y a la hora de consumirlo esté en las mejores condiciones, no dudes en consultarnos para podértelo preparar.

El marisco también se puede congelar

Las nécoras, centollo, buey de mar y camarones, se deben congelar cocidos.
Los berberechos y navajas se congelan crudos.
Las almejas se pueden congelar crudas o cocidas,si las vamos a hacer a la marinera, lo mejor es abrirlas al vapor y congelarlas, (guardar y congelar el caldo de la cocción) y el día que se vayan a consumir , preparar la salsa.
El bogavante, la langosta, los langostinos y las gambas pueden congelarse crudos o cocidos, y pelados o sin pelar.

Como sabéis disponemos de horno de cocción, dónde cada semana cocemos el marisco más fresco.

Como descongelar:

Conviene descongelar los alimentos en frío. Para ello, debemos sacarlos 24 horas antes del congelador y déjalos en el frigorífico para que se descongelen progresivamente.
No vuelvas a congelar el alimento una vez descongelado ya que, al romperse la cadena de frío, existe el riesgo de importantes pérdidas de minerales, vitaminas y de su textura original.