Después de los excesos de las fiestas que hemos pasado hace unos días, comidas y cenas abundantes que nos dejan el cuerpo lleno y casi sin ganas de volver a probar comida, siempre apetece algo más ligerito.

Aprovechando que estamos en plena temporada y que esos precios desorbitados de las navidades han vuelto a la normalidad, os contamos una receta de un plato liviano, que seguro, hará las delicias de todos los que la hagáis.

 

Mero al horno con ajo negro y pimientos confitados

Ingredientes

  • 6 porciones de mero de ración (no en rodajas)
  • 1 cabeza de ajo negro
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla mediana
  • 1 litro de caldo de pescado
  • 100 ml de nata para cocinar
  • Sal al gusto
  • Pimienta molida al gusto
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 lata de pimientos asados
  • Azúcar

 

Preparación

Para confitar los pimientos, los ponemos en un cazo , con el líquido que traen con una cucharada de azúcar y dejamos a fuego lento hasta que se confiten.

Hacemos la salsa:

Picamos la cebolla y la zanahoria en trozos pequeñitos. Echamos un poco de aceite de oliva en una olla y las freímos.

Cuando estén pochadas, añadimos el caldo de pescado y una cabeza de ajo negro entera, con piel incluida. Dejamos hervir todo durante 15 minutos.

Una vez pasados los 15 minutos, sacamos los ajos negros, los pelamos y reservamos. Trituramos el sofrito y lo colamos con un colador. Cuando lo tengamos colado, le añadimos la mitad de los ajos negros pelados y lo volvemos a triturar.

Echamos todo de nuevo en la olla y lo dejamos hervir 2-3 minutos, añadimos la nata y cocemos 2 minutos más.

Listo para servir.